Historia del Mercado de Valores de Córdoba 

El Mercado de Valores es una institución adherida a la Bolsa de comercio de Córdoba, y cuyo objeto principal es la negociación de títulos valores, por su ubicación geográfica es considerado de vital importancia para el desarrollo de negocios bursátiles en el ámbito regional.

El crecimiento de la actividad económica de la Provincia desde principios de siglo, fue motivo suficiente para que se creara la necesidad de fundar un Mercado de Títulos o de Valores dentro de la Bolsa de Comercio de Córdoba.

Ante esta realidad y de acuerdo a lo aconsejado por el Banco Central de la República Argentina, el Directorio de la Bolsa convocó a Asamblea General Extraordinaria para el 17 de Noviembre de l942 con el objeto de considerar una modificación del Estatuto y Reglamento "para establecer la cotización de títulos en la Institución", a fin de colocarla en condiciones de "abrir el mercado de títulos en su sede social".

Las modificaciones habían sido proyectadas por el propio Banco y con la autorización correlativa para establecer dicho Mercado, la Bolsa de Comercio de Córdoba adquiriría su verdadero significado y el rol que le correspondía.

Transcribimos - por considerarlo fundamental -, el inciso 5º que se incorporó en el Capítulo I del Estatuto sobre los objetos de la Asociación:

"Liquidar y garantizar todas las operaciones que, sobre fondos públicos, acciones y obligaciones emitidas por sociedades anónimas y cualquier otro papel de crédito o valor cuya cotización estuviera autorizada por esta Bolsa de Comercio, realicen sus asociados en calidad de Comisionistas de Bolsa, quienes retribuirán los servicios de liquidación y garantía con arreglo a las condiciones y limitaciones que establezca el Reglamento General y las decisiones de la Cámara Sindical".

Otra normativa importante es la referente al aumento de los recursos de la entidad, principalmente por los aranceles correspondientes al derecho de cotizar en su recinto valores públicos y privados y los que perciba por las operaciones que se efectúen bajo su jurisdicción; la de nombrar un representante ante la Comisión de Valores y la de autorizar la cotización oficial de todo valor, acciones y títulos recomendados por la Comisión de Valores; la facultad de la Cámara Sindical de aumentar o disminuir los márgenes y garantías que todo Comisionista deberá constituir; el número de Comisionistas que no podrá exceder de cincuenta y que el título es transferible previa aprobación de la Cámara, pudiendo solo ellos intervenir en la negociación de valores y acceder a la rueda de operaciones.

En lo que respecta al Reglamento General las modificaciones a sus articulados trata en todos sus pormenores la actividad de los Comisionistas en orden a sus derechos y obligaciones.

Sobre esa base, en la Bolsa de Comercio de Córdoba se crea el 21 de Abril de l944, el "Mercado de Títulos y Cambios" y simultáneamente, la "Cámara de Comisionistas Oficiales".

Destacamos que la creación de este Mercado fue objeto de una larga tramitación iniciada en 1939 por el Dr. Horacio Martínez y sus colaboradores.

El 24 de Abril de l944 se realizó la primera rueda del flamante Mercado, concretándose operaciones por un total de $ 94.000 en valores nacionales, provinciales y municipales.

Pero el proceso inflacionario que se inició por entonces y que modificó el esquema financiero, provocó que las operaciones bursátiles dejen de ser fuente de ahorro, incidiendo ello en la negociación de títulos públicos y valores privados, determinó su declinación progresiva.

Por entonces, muchos Comisionistas dejaron de ejercer esta actividad, y los que continuaron – después de sortear innumerables inconvenientes de índole económica o política-, acompañaron la idea de la Bolsa de Comercio de Córdoba que en atención a su expansión, consideró la posibilidad de reactivar el quehacer bursátil del medio, tratando de adecuar la estructura jurídica del antiguo "Mercado de Títulos y Cambios", constituyendo una sociedad anónima conforme las exigencias legales en vigor.

Corría el año l960, y esta inquietud promovida por las autoridades de la Bolsa fue receptada y apoyada tanto por el antiguo grupo de comisionistas como por un conjunto de hombres jóvenes que uniendo su entusiasmo a la experiencia de aquellos, dio lugar al nacimiento del actual:

Se realizaron numerosas gestiones, avaladas también por el conocimiento de que era muy grande el interés existente en Corredores de Buenos Aires para que se activara al máximo el Mercado local, y así el Directorio de la Bolsa de Comercio designó una Comisión integrada por los Dres. Martínez Deheza, Palacio Minetti, Ingeniero Garlot, y los señores Suarez, Goldemberg, Aliaga y Granillo González para la pronta preparación de un anteproyecto de esta sociedad que tendría su sede en el edificio en construcción de la propia Bolsa de Comercio.

Los trámites, detalles, inscripciones y aprobaciones demandaron cierto lapso, y así la Sociedad Anónima que había obtenido su personería jurídica y estaba inscripta en el Registro Público de Comercio, contó con la aprobación de su estatuto, reglamento interno y aranceles por el Banco Central de la República Argentina, en Diciembre de l962.

Proyectada la inauguración para Marzo de l963, hubo que esperar todavía algún tiempo, y finalmente el 27 de Septiembre de ese año se realizó la tan ansiada ceremonia inaugural con la presencia de numerosas e importantísimas autoridades y funcionarios locales y del país.

En la oportunidad hicieron uso de la palabra el Presidente del Mercado de Valores don Mario F. Aliaga y el Presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires don Juan Bautista Peña.

La historia cuenta que la cinta simbólica fue cortada por los señores Aliaga y Juan Seguí Gener.

El 1º de Octubre de l963 se iniciaron en el local de la Bolsa de Comercio las operaciones oficiales con la presencia de ambos Presidentes y de los habituales Comisionistas autorizados para las negociaciones bursátiles: Mario F. Aliaga, Juan Seguí Gener, Mario Pommé, Salvador Pernías, Dr. Francisco Yunyent Vélez, Sergio Hugo Bagnardi, Pedro Carbonari, Alberto J. Cordeau, Pablo Frattini, Julio Fontaine Correas, Moisés Granillo González, Julio A. Maldonado, Rubén Mario Menel, Carlos A. Morales, Ernesto Pueyrredón, César A. Reyna y Jorge Russo.

La Ley Nº 13.571 del 23 de Septiembre de l949. ,entre otras disposiciones, cambió la antigua denominación de "corredores" empleada por el Código de Comercio.

La Ley Nº 17.811 por la que se crea la Comisión Nacional de Valores que comenzó a regir el 1º de Enero de l969, determinó que la misma fiscalizaría en todo el país el Mercado de Títulos Valores, constituyéndose en el organismo oficial controlador de las Bolsas y Mercados de Valores.

La Ley N° 17811, vigente en la actualidad, adjudica funciones especificas a las instituciones vinculadas con el comercio de títulos valores y establece que los Mercados de Valores son el ámbito donde se desarrollan las negociaciones de títulos dentro del sistema bursátil, y su objeto es liquidar y garantizar las operaciones del modo que lo establezcan en sus reglamentos, también es función de cada mercado reglamentar las operaciones a realizarse en su ámbito, esta Ley dice también que los Mercados de Valores deben constituirse como sociedades anónimas.

Los operadores del Mercado de Valores se denominan "Agentes de Bolsa", y en la actualidad pueden ser operadores los "Agentes de Bolsa" y las "Sociedades de Bolsa", para tener la calidad de Agente de Bolsa, entre otros requisitos que fija el Mercado de Valores, hay que ser accionista del Mercado, poseer idoneidad para el cargo y ser socio de la Bolsa de Comercio de Córdoba.

Finalmente mencionaremos los Presidentes que se fueron sucediendo a partir de su creación y hasta la fecha, siendo el primero de ellos como ya lo manifestáramos el señor Mario F. Aliaga, sucediéndole los señores Juan Seguí Gener, César Augusto Reyna, Moisés Granillo González, Cr. Oscar A. Dávila, Cr. Juan Carlos Viano, Cr. Eduardo Vinante, Lic. Ricardo F. Chiodi, Cr. Ramiro Novillo Saravia, Cr. Carlos María Escalera y el Cr. Gustavo Víctor Brachetta. Actualmente preside la institución el Cr. Héctor Eduardo Marín.



Rosario de Santa Fé 235 (5000) Córdoba
535-2827/28/29